viernes, 21 de octubre de 2016

Recaída

AVISO DE CONTENIDO: TRASTORNO ALIMENTICIO, COMIDA, DEPRESIÓN.







Y de nuevo mi mente gira entorno de un mismo pensamiento.
¿Cuándo voy a estar sola y poder comer hasta que me duela tanto la tripa y me de tanto asco mi cuerpo que no sienta el dolor emocional?

Y luego no quiero comer porque ahora me caen los pantalones y eso es bueno, ¿no? Es que he adelgazado, y eso es bueno, eso es lo que quiere todo el mundo.
24 horas
no he comido nada

y luego patatas galletas chocolate pan pan pan hummus.
Qué vergüenza, me han visto comer y ahora qué,
qué pensaran,
qué mal,
daré asco.
Si engordo
 y engordo
 y engordo

¿qué pasará?
Tendré razones físicas para darme asco, porque necesito más razones, me merezco este dolor, me merezco el desprecio, sobre todo el mío.

Esto lo que me pasa por la mente, esto es lo que late debajo de los atracones, esto está detrás de toda la fuerza que intento reunir cada vez que como en público, cada vez que me hago un atracón o decido no comer, cada vez que no me miro al espejo.

Pero la fuerza la tengo dentro.
Esto es así.
La fuerza está. Aunque ahora esté algo ahogada por el atracón de este mediodía.
Pero, eh, que vuelvo que esto no se acaba, que recupero la voz.
Las recaídas son recaídas. Se puede salir de ellas.

Hoy me he hecho un atracón.
Y se ha asentado en mi cuerpo porque como más llene esté:
 menos siento, menos oigo mi voz, menos me oigo a mí.

Pero mi cuerpo no tiene la culpa, mi cuerpo no es un castigo, mi cuerpo es lo único que tengo. Y hoy he intentado hacerle daño, pero no se lo merece.
Mi cuerpo es gordo y eso no es un castigo.
Mi cuerpo es gordo y es hermoso y es mi hogar.
Comer no es una vergüenza.
Darme un atracón no es una vergüenza.
No soy una vergüenza.
Mi gordura no es una vergüenza.

Me lo repito. Hoy cuesta, hoy quizás te cuesta, compañera.
Pero hoy es hoy
Si engordo
 y engordo
 y engordo
pues engordaré.
 Y me querré igualmente. Seré mía y en mí estará el único amor que importa.
Hoy me odio y aún así me quiero.
Porque mis michelines me arropan, hoy que todo es tan oscuro
 y mi mente
gira entorno de un mismo pensamiento.
¿Cuándo voy a estar sola y poder comer hasta que me duela tanto la tripa y me de tanto asco mi cuerpo que no sienta el dolor emocional?