sábado, 22 de octubre de 2016

Interacción

Dice el libro de Stop Gordofobia: "La sociedad gordofóbica nos ha condenado al exilio"
Y esto me ha ha dado que pensar.
Porque cuerpo es hogar.
Es donde las raíces de nuestra identidad amarran con fuerza para proyectarse, ser, moverse, existir en este mundo.
¿Qué somos sin el cuerpo? ¿Qué dónde cómo somos si nos exiliamos del cuerpo?
 Nos movemos en el no-lugar. Lejos de nosotres mismes, de la vida, de todo lo que puede conectarnos con el mundo. Porque es a través del cuerpo que vivimos, percibimos, sentimos. Pero como se dice en el libro nos han "obligado a distanciarse de él y rechazarlo". Y nos condenan al exilio interno. Nos escondemos fuera de nuestro cuerpo, pero es que nos chocamos con la imposibilidad de esta huida. Al fin y al cabo SOMOS cuerpo. Entonces no solo nos condenan al exilio, sino a una existencia desgraciada forzada por un incansable intento de desvincularnos de nosotres mismes.
Y de ahí la dificultad de relacionarnos con un mundo que vemos desde lejos, porque el vivir nos fuerza a vivir desde el cuerpo gordo, porque solo desde la corporalidad podemos interactuar, pero se nos niega esta interacción porque nuestro cuerpo no es aceptable. Por lo tanto, la existencia se hace insoportable hasta que no consigues, si es que consigues, desobedecer este exilio forzado al que nos encadenan a les gordes.
Porque al final cómo más lo pienso más entiendo que lo que molesta es que reivindique mi presencia y mi interacción con el mundo. Reivindico que el mundo me afecta, que afecto al mundo y que esto pasa a través de este cuerpo gordo que soy yo, porque no se puede separar de mí. Por mucho que intenten hacerme creer que mi cuerpo gordo y yo no somos lo mismo, me he reconciliado con la idea de que no es mi cuerpo gordo, soy yo, soy le gorde con mi cuerpo. Soy gorde por dentro por fuera de arriba abajo y del revés.
Y así me muevo en este mundo que intenta partirme en dos. Pero yo soy gorde y soy une entere y vivo y disfruto el mundo desde mi gordura, porque me arropa y hace estar y ser lo que yo quiera hoy, en este instante.