domingo, 7 de agosto de 2016

Adelgazar no me va a curar la depresión.

Tengo depresión y soy gorde
Y al contrario de lo que quieran pensar muches NO ESTÁ RELACIONADO.
Si fuera delgade seguiría odiando mi cuerpo.
Porque mi depresión tiene otro origen. Mi depresión no nace de ser gorde.
Tengo un trastorno alimenticio y  predisposición genética y por eso soy gorde. Pero el trastorno alimenticio no viene de ser gorde, viene de otro lado, es solo un síntoma de algo más, algo que nace en lugares de mi mente y mi pasado mucho más inhóspitos.
 Igual que la depresión no viene mi gordura, viene de otro lado, de otras vivencias, de otros traumas, de otras cosas que ocurren en mi cerebro. Pero lo primero que piensa todo el mundo es que tengo depresión porque soy gorde y entonces, porque aunque nadie les ha pedido su opinión al respecto la dan,
Te dicen que si adelgazas serás más feliz y te querrás más.
Porque ser gorde es un problema, siempre es EL PROBLEMA. Y eso, presuponer eso es gordofobia, querides. Ser gorde no es mi problema. Ser gorde no es lo que me hace estar enferme.

Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión. Adelgazar no me va a curar la depresión.

 Cómo cuesta que cale esta idea, no tenéis ni idea. A mi familia, a algunes terapeutas, a amigues, a DESCONOCIDES A QUIENES NO HE DADO PERMISO PARA METERSE EN MI VIDA.

Pero qué pasa.
Que siempre se asume que si eres gorde y estás triste (ya no deprimida, sino solamente triste) es porque eres gorde. Porque evidentemente es lo peor que te puede pasar en esta vida.
Porque solamente eres gorde y no hay nada más, no eres pesona, solo una bola de grasa y si es que sientes algo es asco hacia ti misme. ¿Por qué ibas a estar mal si no? Si total, no tienes derecho a sentir, a amar, a decepcionarte, a enfadarte, a sentir rabia, a cuestionarte, a dudar de ti misme. Porque eres gorde y eso es el único rasgo de ti que importa.

Pues no.
No tiene que ser así. Somos gordes pero somos más que eso.

Yo soy gorde, tengo depresión. Y a veces estoy triste, sí.
Y no es por mi cuerpo. Pero cuando estoy en mi pozo me odio entere, eso incluye mi cuerpo.

Hay más cosas en mi vida a parte de ser gorde.
Soy bisexual, soy agénero, hipersensible, quizás muchas cosas más que no quiero nombrar.
Soy poeta a ratos, soy aprendiz de anarkista, soy activista plurisexual, soy caótique, soy/era lectore voraz, soy proyecto de filólogue, soy extrovertide, soy transparente, honeste, soy cariñose, amo el sexo, amo la naturaleza, quiero ser vegane, soy trilingüe, soy de familia trabajadora, soy catalana, soy charnega, soy independentista soy contradictoria, soy cursi, soy emo, soy elitista todavía, soy egocéntrica, soy bocazas. Estoy en deconstrucción, estoy estoy constantemente reescribiéndome.

Y además soy gorde.
He sufrido maltrato, abuso sexual, bulling, abandonos, decepciones, traiciones.
Y además soy gorde.

Soy gorde y es algo central en mi vida: SÍ.
Porque la gordofobia me atraviesa cada dia, en cada momento. Porque mi cuerpo está expuesto a esa gordofobia, sí ser gorde es central en mi vida, por eso me considero activista gorde, porque además de la depresión y el trastorno alimenticio tengo que lidiar con gordofobia todos los días de mi vida. Pero resulta que estoy en paz con mi cuerpo. Aunque me odie a mí misme, aunque muchos días no tengo ganas de vivir.

Soy gorde y todo lo que me pasa y todos mis sentimientos y toda mi vida gira alrededor de ser gorde: NO. ERROR. INCORRECTO.
NO asumáis eso.

Sentimos mil cosas y no todas están relacionadas con nuestra gordura.
Porque somos gordes sí, pero no solo somos gordes.
Somos miles y miles de cosas más.
Por mucho que intentéis despersonificarnos y convertirnos en "le gorde"
sin sentimientos
sin inquietudes
sin relaciones
sin preocpaciones
solo "le gorde".

Somos gordes, si. Y somos mil cosas más, entre ellas: luchadores, Porque existiendo cada día ya desafiamos los estándares de belleza y vuestra gordofobia de mierda. Y más todavía cuando alzamos la voz y hablamos y os obligamos a vernos como más que "le gorde de turno".

Soy gorde y tengo depresión, no asumas que es porque soy gorde.