viernes, 15 de julio de 2016

7 años de atracones

AVISO DE CONTENIDO: DEPRESIÓN, AUTOLESIONES, TRASTORNO ALIMENTICIO, COMIDA, ATRACONES. (Semidesnudo al final de la entrada)




7 años se dicen pronto.
Con 13 años odiando ya tu cuerpo.
Con 13 años y ya con la autoestima quebrada y pinchazos en el pecho.
Con 13 años sintiendo que el vacío existencial se llena con comida, porque además, total, ya estás gorde y ya das asco,

 ¿qué importa un poco más?

Oh, le niñe engorda. Qué drama. El porqué no importa, porque lo único que hace el médico es enchufarte una dieta y regañarte.
La comida desaparece de la despensa y te recriminan que arrasas con todo lo que encuentras, que eres glotona, que no te sabes controlar, que tendrán que esconder la comida, que eso no se hace, que está mal.
Claro, porque es tu culpa. ¿De quién sino?
Pero te avergüenzas demasiado para confesar que no puedes parar. Porque abres la nevera y empiezas a ingerir comida pero no sabe a nada. Solo quieres llenar ese agujero negro que se ha instalado en tu estómago y que te absorbe las ganas de vivir.

Y pasan los años y sigues engordando. Y lo único importante para el mundo es que entiendas que das asco y que debes ser castigade y repudiade por ser gorde, que tu cuerpo debe cambiar, que tu cuerpo. que tu cuerpo atenta contra el buen gusto de su concepción estética, que mejor quédate en casa y tápate bien que ofendes solo con existir.
Evidentemente todavía te odias más y sientes que te ahogas en vacíos que los kg no pueden silenciar. Y solo te quedan los atracones, la culpabilidad y apartar la vista del espejo.

La culpa
La culpa
La culpa

y tu reflejo te da asco
y te das asco tú
y te da asco vivir
y odias tu cuerpo pero no lo puedes cambiar
y nadie entiende que no puedes parar los atracones

algo te ocurre
pero qué pero eres tú contra el mundo


y resulta que un día te metes en las redes y descubres que existe algo llamado:


TRASTORNO ALIMENTICIO POR SOBREINGESTA / ATRACÓN.


Y te quedas perpleje: "UN MOMENTO, espera. ¿Pero esto...? ¿Esto no será lo que me pasa a mí?"

Y dice wikipedia: El trastorno por atracón es un trastorno de la conducta alimentaria que se presenta sin ataques compulsivos de bulimia. En la mayoría de los casos, la existencia de aumento de peso e, incluso, de obesidad. El caso típico es el de una persona que siente periódicos deseos de ingerir alimentos de forma descontrolada (en ocasiones, sobrepasando la ingesta de 6000 calorías diarias), pero, a diferencia de la bulimia, no busca contrarrestar el atracón provocándose el vómito.

Ah, ¡pero que esto existe y es real!

 Entonces no eres tú solamente.
Entonces es que no estás sole,
Entonces los atracones pueden parar.
Entonces puedes pedir ayuda.
Entonces empiezas a respirar y los kilos no te pesan, porque ¿los kilos qué más dan?

Y tienes 20 años y por fin entiendes que te pasa.

quizás empezó todo
la primera vez que en parvulario cuando unes niñes no quisieron jugar contigo porque pesabas demasiado.

quizás
tiene que ver con que siempre fuiste más gorde que el resto y ya en primaria les médiques te quisieron poner a dieta porque tu cuerpo no podía ser así, debía encajar en sus estadísticas a la fuerza.

quizás
porque ya en primaria te perseguían les niñes mayores preguntándote cuánto pesabas y que por qué eras gorde y que por qué no adelgazabas.

quizás
porque apenas nacide ya nos dijeron que solo hay una manera de ser belle.

quizás
porque creciste y viste que no había manera de encajar. por mucho que te dejaras toda la fuerza en ello.

quizás
 porque nunca nadie te escuchó, nadie quiso preguntar y pasaron los años y aprendiste a callar y a esconderte
bajo los kilos
en las noches cuando nadie te veía llenarte de comida con lágrimas en los ojos.

Pero ya no más.
Porque no estás sole. No lo estarás más. Porque sea como sea tu cuerpo no tiene por qué cambiar.
Porque los atracones no son tu culpa, no son ninguna vergüenza, nada que tengas que esconder.
Ya no más silencio. Puedes gritar, puedes pedir ayuda, puedes decir basta. Y los atracones pueden parar
y pararon.

Porque yo estoy aquí y han pasado 10 años y ya no están. Se fueron y solo han dejado una leve sombra en las malas noches de insomnio.

basta de odiarte
basta de intentar encajar en estándares que no son reales
basta de castigarse
basta basta basta de odiar tus michelines (son como nubecitas que te envuelven y acarician)
basta basta basta de odiar tus estrías (son relámpagos, porque eres tormenta, tode fueza y puedes con todo)
basta de sentirte mal por no poder quererte, por no poder dejar de hacerte daño, por no poder mirarte al espejo.
basta de creer que mereces sufrir
porque cada poro de ti es parte de lo que te mantiene con vida. cada átomo que te contiene toda la belleza que eres y que quizás no ves hoy

puede que tampoco lo veas mañana.

Pero lo verás.

El mundo seguirá siendo hostil por defecto, pero todo el amor que vamos a dedicar a nuestras lorzas, eso
lo desafía todo.